Comunica

Explicamos una historia muy real para presentar los nuevos tarjeteros Apli

Las tarjetas de visita se siguen intercambiando y se guardan en una acción tan habitual como universal. No se tiran pero hay una realidad paralela no se archivan, y así la nevera, el teclado del ordenador o el cajón de la oficina se convierten en tarjeteros improvisados.

El lanzamiento de los nuevos tarjeteros Apli incorporaban diseño y gama a un segmento muy poco evolucionado, y nosotros quisimos dar una visión diferente al marketing directo de presentación: el propio producto se presentaba a si mismo y se cerraba con una usb donde a través de un montaje stopmotion las tarjetas explicaban una historia basada en hechos reales.

Un impacto que tenía como objetivo preparar la visita del comercial. Cuando el comercial llegaba el cliente ya tenía el producto en sus manos.

Compartir