Comunica

Un concurso es un examen en el que solo aprueba uno

concursos comunica
Un concurso es un examen en el que solo aprueba uno

Cuando en Comunica Alternativas Mk decidimos “ir a un concurso”, sabemos que vamos a invertir un tiempo que solo recuperaremos si nuestra propuesta es la ganadora. Y solo se elige una, así que no hay otra opción que ir a por todas para presentar la que creemos es la que mejor responde a las condiciones del concurso. Cada uno es un reto y la verdad es que disfrutamos asumiéndolo.

El sector en el que nos movemos se rige por concursos: el cliente convoca a varias agencias a presentar su propuesta y él decide quién gana. Se queda con la mejor después de haber podido ver todas las opciones sin coste adicional. Es evidente que es una solución con muchos pros para el cliente y casi ningún contra más allá del tiempo de prepararlo y gestionar a los participantes.

No ocurre lo mismo con los que nos presentamos. Para las agencias, hay muchos contras y un solo motivo a favor de hacerlo: la satisfacción de encontrar la mejor solución por haber comprendido las necesidades del cliente. Llevamos 13 años ganando concursos así que tenemos una cierta práctica en ello. Pero hay que reconocer que también sabemos qué se siente cuando no se supera el reto porque también hemos perdido unos cuantos.

En Comunica no tenemos un departamento específico para “presentar concursos”. Esto significa que todo el equipo se implica en prepararlo y es como si fuesen los exámenes finales. Se trabaja duro y supone un esfuerzo adicional que se suma al día a día de los encargos que ya están en marcha. Pero la ilusión nos hace encontrar horas para dedicarle a ese nuevo proyecto en el que solo llegaremos a trabajar si ganamos. Y ponemos nuestro empeño en ello porque, mientras lo preparamos, llegamos a conocer bien el potencial que podría llegar a alcanzar en nuestras manos.

Sabemos que algunas veces los concursos no son tan objetivos como deberían y otros participantes tienen el proyecto adjudicado de antemano. Son gajes del oficio que aceptamos sin rechistar. También sabemos que, aunque en el sector se ha debatido en más de una ocasión, remunerar los concursos es una práctica muy poco habitual. Asumimos que “ir a un concurso” no siempre tiene su premio. Pero aceptamos los desafíos que nos plantean los clientes con la confianza de que podemos ganar. Si no lo viésemos así, no dedicaríamos tanta energía en preparar cada una de nuestras propuestas.

Siempre, superemos o no el reto, dedicamos un momento a analizar los motivos que nos han llevado allí: qué hemos hecho bien y en qué hemos fallado. Cada concurso es una oportunidad para aprender y así superar los próximos exámenes con la única nota posible: aprobado. Nos presentamos para ganar y lo logramos gracias al trabajo de todos los integrantes de Comunica.

Compartir